Picture of Marcelo López
Marcelo López

Soy asesor y consultor de marcas en temas de branding , estrategias de marca y marketing digital. Con experiencia profesional en países como Perú, Chile, Venezuela, Colombia, Ecuador y Estados unidos .

Marketing digital

 

La vida entera se basa en estrategias. Desde que nacemos el mundo nos va demostrando poco a poco que las tácticas que empleemos en la vida servirán como puente hacia el futuro que construimos.

 

La historia ha premiado con reconocimiento eterno a los grandes estrategas que han vivido, pues sin sus maneras tan únicas de ver el mundo hubiese sido imposible alcanzar los objetivos planteados. Sun Tzu, Napoleón Bonaparte y Shivaji Maharaj son unos de los nombres inmortalizados en cuanto a tácticas nos referimos.

 

Queda claro que el mundo avanza de forma constante e indetenible lo que nos obliga a ser cada día mejores estrategas en cualquier aspecto de la cotidianidad que se nos presente. El transporte cambió, la comunicación cambió, la medicina cambió y por supuesto: el marketing cambió. La digitalización es parte de nuestro presente y será parte de nuestro futuro por el resto de nuestras vidas.

 

Es por eso que el mejor consejo militar de la historia se aplica exactamente en este escenario. Sun Tzu dijo que el estratega debe poder explotar la situación a su favor según lo exijan las circunstancias. La táctica nunca está vinculada a procedimientos teóricos, sino que evoluciona dependiendo de los escenarios

 

El marketing digital es más que una simple rama del mercadeo. El marketing digital es evolución, es adaptación, es prevalencia. Es saber manejar el entorno a nuestro favor tal y como hicieron los grandes estrategas militares, es sobreponerse a la adversidad e idear la mejor forma de proceder, es crear la mejor estrategia de marketing digital para tu negocio o proyecto.

 

Tiempos contemporáneos exigen soluciones contemporáneas

 

Cuando las agencias de publicidad se dieron cuenta que el futuro tenía una dirección clara, el mercadeo online dejó de ser una opción para las empresas y comenzó a ser una prioridad. El internet está diseñado para hacer nuestras vidas más fáciles en todos los aspectos posibles y además constituye una fuente inagotable de entretenimiento, conocimiento y comunicación. 

 

Se estima que para el año 2021 los negocios digitales alrededor del mundo facturen más de 4.7 trillones de dólares. Además, la imperante necesidad humana de poseer redes sociales para comunicarse a la distancia con sus seres queridos está en crecimiento infinito. 

 

El marketing digital nace de la necesidad de satisfacer un mercado creado por la idea de la globalización, implementando estrategias de marketing que resulten útiles para alcanzar los objetivos planteados. Un simple ejercicio puede ponernos en perspectiva con respecto a la rentabilidad a largo plazo de implementar una estrategia de marketing digital: ¿En qué momento del futuro consideras posible que las personas dejen de utilizar al 100% teléfonos móviles con internet? La respuesta es obvia y justifica de forma innegable la necesidad de la táctica online.

 

Beneficios que sobrepasan las expectativas

 

Al analizar el espectro total de beneficios que pueden sacarse al pasar del plano tradicional a la estrategia de marketing digital notamos que las ventajas obtenidas son maravillosas. Los costos de poner un anuncio digital en una plataforma social como Facebook o Instagram son mucho menores que rentar una valla publicitaria en el medio de una ciudad concurrida. Esto significa que la inversión realizada en la estrategia de marketing tiene un retorno impresionante.

 

Y es que segmentar el público al que queramos alcanzar es mucho más sencillo en el entorno online que en la práctica tradicional. Las redes sociales proporcionan por sí mismas maneras muy intuitivas de direccionar nuestra estrategia de marketing hacia las personas que decidas.

 

Esto se traduce en mucha más conversión que la obtenida con métodos clásicos. Por supuesto, el contenido de la marca, la naturalidad de tu web y las plataformas de pago son algunos de los factores clave en la creación de un embudo de ventas online.

 

La reputación de una marca siempre se ve positivamente afectada cuando sus canales digitales funcionan de manera ideal. El público suele crear una interacción más cercana con una marca cuando esta se encuentra activa en las plataformas sociales, pues consideran que esto sería indicativo de atención personalizada de primera en caso de necesitarla.

 

Es necesario señalar que, al igual que en la guerra, la táctica a seguir no es la misma para todas las marcas. La calidad del análisis al que debe someterse un proyecto es directamente proporcional al éxito de la estrategia de marketing digital implementada. Además, las herramientas online brindan algo que el mercadeo obsoleto nunca podría: datos precisos, útiles, medibles y analizables para demostrar el efectivo que ha tenido la táctica, para conocer a los prospectos perfectos o incluso para cambiar de estrategia de marketing en caso de ser necesario.

La ciencia detrás de un futuro exitoso

 

Las variantes y ramas que abarca el vasto mundo online está en crecimiento y cambio constante. Por supuesto que es un mundo volátil, pero sin duda premia de forma magistral a las personas que se adapten. La evolución ha sido tal que a principios de los 2000 una sóla persona se encargaba de la realización total de la estrategia de marketing digital. 

 

Esta persona era conocida como Web Master, quien planificaba, desarrollaba y ejecutaba las tareas que engloban a un portal online. Ahora, todo cambió. Distintos profesionales tienen tareas específicas en este mundo para lograr resultados excepcionales. Algunos de ellos son:

 

  • Programador front end: se encarga de la lógica de la aplicación del lado del cliente.
  • Programador back end: programa la lógica del lado del servidor.
  • Administrador de base de datos: crea, diseña y maneja las databases.
  • Copywriter: crea el contenido textual que genera un llamado a la acción.
  • Project manager: gestiona los recursos tangibles e intangibles del proyecto.
  • Cloud manager: implementa en la nube los requerimientos de la táctica.
  • Especialista SEO: se encarga del posicionamiento orgánico en motores de búsqueda.

 

Es indiscutible la importancia y el peso que una buena táctica en los entornos digitales tiene para todas las empresas de la actualidad. Ya sea para vender productos o servicios, la presencia online de cada entidad dice mucho sobre la misma.

 

Es normal que parezca que la implementación estratégica de estos procedimientos sea más compleja que con métodos de antaño. Algo sí es seguro: conseguir la correcta estrategia de marketing digital que una marca necesita potenciará los objetivos de forma imparable. 

 

 

 

Te invito a que conozcas este caso de éxito: Una estrategia de marketing digital para generar empatía.

Si te gustó el artículo compártelo en tu red social favorita