Picture of Marcelo López
Marcelo López

Soy asesor y consultor de marcas en temas de branding , estrategias de marca y marketing digital. Con experiencia profesional en países como Perú, Chile, Venezuela, Colombia, Ecuador y Estados unidos .

Key visual: la referencia visual que le da identidad a tu marca

 

Cada marca tiene una identidad que se forja con la suma de diversos factores que la diferencian. No diferenciarse en un mercado tan competitivo puede dañar mucho la materialización de tus objetivos. Sin embargo, el key visual existe para lograr diferenciar a tu marca de forma visual con respecto a la competencia. 

En términos generales, el key visual se define como el diseño característico de tu marca que, al ser reconocido, transmite tus ideas de forma instantánea. Quizás estés pensando que este es el trabajo de un logo, y en cierta parte tienes razón. 

Pero la magia del key visual radica en que este trasciende mucho más allá del logo de una marca, pues engloba a los gráficos, diseños, elementos, tipografías y la paleta de colores usada. Se trata de un aspecto bastante visual que, de cierta forma, comunica una historia, un sentir, una idea. 

Es por eso que se hace tanto énfasis en lo que el key visual representa, pues sin él es probable que se llegue a carecer de identidad visual dependiendo del proyecto. Es cierto que la identidad de tu proyecto no sólo depende del aspecto gráfico de tus canales de comunicación, pero no podemos dejar totalmente de lado la manera en la que tu marca se ve.

 


¿Por qué es necesario tener identidad visual?

 

Para nadie es un secreto que existen anuncios publicitarios en todas partes. Hoy en día, prácticamente cualquier medio digital puede servir como un canal efectivo para llegar a una audiencia determinada. Los usuarios también están conscientes de eso, lo que deriva en la posibilidad de “ignorar” ciertos anuncios básicamente por su poco atractivo visual. 

Esto no significa que debas usar obligatoriamente colores extravagantes o imágenes excesivamente atractivas, más bien significa que debes buscar una forma de llamar la atención visual de tu público objetivo. 

Un banco no tiene el mismo key visual que una marca de zapatos. Tampoco se trata de crear gráficos excesivamente originales, pues los key visual más famosos y reconocibles alrededor del mundo suelen ser bastante simples y entendibles. A esto se le conoce como “asociación cromática” y de seguro nos ha pasado a todos en algún momento de nuestras vidas. 

Por ejemplo, es normal pensar en los colores blanco y rojo e imaginarse a Coca-cola, o imaginar azul y blanco e inmediatamente pensar en Facebook. No siempre los colores consiguen activar esa asociación, pues también puede suceder con elementos gráficos, formas o distintas clases de tipografías.

 

 

Cómo lograr un key visual reconocible

 

Para alcanzar la identificación visual instantánea deberás recorrer un largo camino lleno de mucha paciencia y perseverancia. Primero que nada, debes considerar que tu key visual responda a elementos como la personalidad de tu audiencia y a las necesidades de la misma. 

Además, es esencial que sea simple y entendible, pues una propuesta de valor compleja y poco relacionable usualmente no tiene los resultados que esperamos. 

La tendencia visual es volátil y suele cambiar con los años, por eso el key visual debe ser capaz de soportar la volatilidad del mercado. 

Si logras reunir todos estos aspectos, entonces vas a estar a sólo un paso de lograr el santo grial visual que tu proyecto necesita.

 

 

Si te gustó el artículo compártelo en tu red social favorita