Picture of Marcelo López
Marcelo López

Soy asesor y consultor de marcas en temas de branding , estrategias de marca y marketing digital. Con experiencia profesional en países como Perú, Chile, Venezuela, Colombia, Ecuador y Estados unidos .

La ley de honor.

Es importante conocer los aspectos técnicos que rodean nuestra marca para poder canalizar nuestras energías en mejorar todos los frentes que nos sea posible. Nos ha quedado claro que la estrategia de marketing, el branding y la experiencia de usuario son conceptos que no se pueden dejar a un lado en ningún proyecto si no se quiere correr el riesgo del fracaso. 

 

Sin embargo, existe una regla universal que debe regir las decisiones que tomemos con respecto a nuestra marca. Esta no es una regla explícita, pero queda claro que debe ser tomada en cuenta incluso más que lo mencionado anteriormente. La ley de honor existe para no dejar de lado el capital humano en nuestra marca y el capital humano fuera de ella, buscando siempre evitar perder el foco y distorsionar nuestro objetivo principal.

 

Por supuesto, el dinero siempre será importante para sobrellevar los obstáculos que se nos presenten en nuestro día a día. Sin embargo, poner el dinero por delante de todas las cosas ocasiona la pérdida de un concepto muy importante que lamentablemente ha perdido peso en el mundo de los negocios: La ética. Sin la ética solo seríamos frascos vacíos sin propósito alguno. No seríamos mejores que bandidos buscando un sitio que saquear para obtener algún bien material. 

 

Resulta preocupante lo mucho que se ha olvidado la ley de honor en el mundo moderno. Donde es mucho más común encontrar a marcas y negocios  tratando de sacarle los ojos a las personas a como de lugar. Sean empleados de la empresa o  consumidores son igualmente perjudicados.

 

Tu público sabe cuánto vales y también cuánto cuestas.

 

No se trata de desmonetizar nuestros proyectos, se trata de mantener una ética de trabajo que te permita colaborar con los demás y dar una mano de ayuda cuando sea posible. La empatía es una de las capacidades que más nos hace humanos. Ponerse en el papel de otras personas es una manera muy efectiva de saber cómo proceder antes de hacerlo. Ha quedado demostrado que la vida es cíclica, en algún momento todo se devuelve como un bumerán.

 

Las plataformas digitales no han hecho más que acelerar esto, pues marcas que carecen de la ley de honor son más propensas de sufrir consecuencias negativas con más rapidez y fuerza que antes. Es necesario tener en mente que una gran marca es creada con un propósito más allá del monetario. 

 

Si nuestro pilar es la intención de ayudar o de solucionar un problema, todo lo demás vendrá por sí sólo. Esto no significa que tengamos que dejar de trabajar en ello, simplemente significa que nuestros resultados serán mejores cuando nuestro objetivo trasciende lo material. 

 

La verdadera naturaleza de la humanidad es vista en momentos de crisis. Las guerras, pandemias y demás eventos globales nos han mostrado una cara de las marcas y empresas que ha decepcionado a millones de personas. En momentos complicados, la ley de honor es lo único que mantendrá tu marca con verdadero valor. 

 

Las crisis no duran para siempre, el sol siempre sale más fuerte después de la tormenta. Y cuando esos días lleguen, cuando los tiempos sean mejores, no dudes  que el público recordará quienes fueron los que de verdad subieron su valor y los que de verdad subieron el precio.

 

Si te gustó el artículo compártelo en tu red social favorita