Picture of Marcelo López
Marcelo López

Soy asesor y consultor de marcas en temas de branding , estrategias de marca y marketing digital. Con experiencia profesional en países como Perú, Chile, Venezuela, Colombia, Ecuador y Estados unidos .

Para qué sirve el benchmarking

El benchmarking suele confundirse on la  investigación de Mercado, pero en realidad son dos herramientas diferentes entre sí. Mientras que la investigación de Mercado se enfoca en recaudar datos y estadísticas de un Mercado o de un Nicho en concreto, el benchmarking se enfoca en el estudio y el análisis de productos, servicios y metodologías de empresas líderes en distintos rubros.

El benchmarking es un proceso de análisis continuo en el cual se toma como referencia empresas de otros rubros, sectores y nichos para poder compararlos con los productos y servicios de nuestra empresa y poder encontrar oportunidades de mejora.

La idea no es copiar lo que está haciendo tu competencia o  que están haciendo otras empresas. El objetivo del benchmarking es que puedas aprender con base en las acciones y metodologías que están cometiendo y qué tú como marca o empresa puedas adaptar y aplicarlas en la tuya.

 

 

 Tipos de benchmarking

Hay diferentes tipos de benchmarking, pero digamos que el factor común entre los diferentes tipos está en ayudarte a mirar hacia fuera, a no quedarte con en el mismo contexto, con el mismo panorama, a que pienses y observes fuera de la caja.

Benchmarking funcional:

Identifica las mejores metodologías y prácticas de una empresa que sea eficiente en el área en la que debemos mejorar, por ejemplo si nosotros queremos mejorar nuestra comunicación digital en Facebook o en Instagram deberíamos hacer un benchmarking funcional a Netflix.
¿Por qué?

Por qué Netflix tiene una muy buena comunicación digital y una comunidad qué aprecia su personalidad dentro de esos canales digitales.

 

Benchmarking interno:

Este se lleva a cabo dentro de la misma empresa, es más fácil de implementar, ya que el proceso de análisis 1 comparación es dentro de la misma compañía. Te sirve para que puedas comparar el rendimiento de un departamento con otro. Aplicando el benchmarking interno puedes conseguir el área o el departamento qué mejor resultado le da a tu empresa.

Pongamos de ejemplo a una tienda de ropa.
Esta tienda tiene diferentes puntos de venta por toda la ciudad. Pero se da cuenta de que 1 de esos puntos de venta no funciona, no le genera utilidad, Lo que haríamos usando el benchmarking interno es comparar a nuestro mejor punto de venta con el peor.

Vemos las variables y los factores que hacen a uno mejor que otro.
Puede ser el personal, la ubicación, inventario etc.

Benchmarking competitivo:

Acá buscamos medir  y analizar los productos, procesos servicios de los competidores. Esto con el fin de poder detectar en nuestros procesos, servicios y productos oportunidades de mejora.

Un ejemplo de benchmarking competitivo es Samsung vs. Apple.
Ambas empresas luchan por liderar el mercado de los smartphones, aquí las variables de análisis y estudio podrían ser las siguientes:

  • Precio
  • Tamaño
  • Memoria
  • Cámara
  • diseño
  • Sistema operativo
  • UI & UX
  • Garantía
  • Accesorios
  • Peso

Si se fijan esas variables de análisis en su mayoría girar en torno al producto.
Siguiendo con este ejemplo, Vamos con el nuevo IPhone 12 de Apple. Este nuevo equipo está compuesto con muchas características de las mencionadas, pero este nuevo modelo sale a la venta sin su cargador ni audífonos (Accesorios)

Eso podría aprovecharlo Samsung para superar a Apple. Fabricar un smartphone con las mismas características que Apple pero incluyendo los accesorios.

 Etapas del benchmarking.

Para implementar el proceso de benchmarking en tu marca es muy recomendable seguir una estructura, seguir una serie de pasos para obtener mejores resultados.

Estas son las etapas a seguir:

 

  • Planificación
  • Datos
  • Análisis
  • Acción
  • Seguimiento

 

 Planificación

Antes de empezar a planificar tenemos que hacernos tres preguntas.

¿Qué quiero medir? 

La investigación tiene que tener un porqué, uno que esté relacionado con el área o con la empresa a la cual queremos mejorar.

¿A quién voy a medir?

Lo primero es definir el tipo de benchmarking a realizar, puede ser interno, competitivo o funcional. Una vez definido sabremos si nos vamos a comparar con una empresa dentro o fuera de nuestro sector o con un departamento dentro de nuestra marca o de Nuestra Empresa.

 

¿cómo vamos a hacerlo?

Tenemos que implementar un equipo que se haga responsable de la planificación, la organización y la ejecución de nuestro plan de acción.

Datos.

Los datos son los pilares para poder hacer benchmarking, los datos ser el factor determinante de éxito o fracaso de todo el proceso. Para recopilar datos podemos apalancarnos de investigaciones propias, encuestas, internet etc.

 Análisis.

Con todos los datos ordenados podemos empezar el proceso de análisis. En esta etapa podemos encontrar las diferencias de otras empresas y marcas con la nuestra.
Una vez identificadas las oportunidades de mejoras podemos proponer un plan de acción, este plan de acción debe considerar la viabilidad, hay que aplicar las mejoras que por tamaño y recursos sean viables de aplicar.

Acción.

Ya con el análisis hecho y un plan de acción procedemos ejecuta. La idea es poder agregar más valor a estas acciones, no solo copiar lo que ya están haciendo los demás.

Seguimiento y mejora.

En este punto lo ideal es contar con un reporte en el cual podamos comparar Cómo iniciamos, Cómo fue el desarrollo y Cómo terminamos. Una vez elaborado ese informe tendremos la información necesaria para saber En qué fallamos o En qué mejoramos.

 

¿Por qué hacer benchmarking?

Aplicar el benchmarking para las empresas es de gran ayuda, ya que nos permite tener una visión más amplia, más completa y más estratégica.

El poder usar otros rubros, a otras empresas como objetivo de análisis aporta mucho valor a nuestra marca.

 

Puedes saber más sobre benchmarking en el episodio 03 del podcast Marcapasos.

Si te gustó el artículo compártelo en tu red social favorita