Picture of Marcelo López
Marcelo López

Soy asesor y consultor de marcas en temas de branding , estrategias de marca y marketing digital. Con experiencia profesional en países como Perú, Chile, Venezuela, Colombia, Ecuador y Estados unidos .

Personalidad de marca: la importancia de darle vida  propia a tu proyecto

 

Hoy en día, las marcas son como las personas. Son seres, sentimientos, entidades que tienen un aspecto determinado, una forma de comunicarse característica y, por supuesto, una personalidad de marca. 

Es necesario alejarse de las ideas absolutistas y tétricas que nos dictan que una marca debe ser monótona para lograr transmitir seriedad. 

La premisa de que las marcas tienen personalidad es lo que de verdad nos va hacer crear una forma efectiva de transmitir nuestro mensaje. Las personas no sólo consumen servicios o productos, ahora es muy común que una audiencia se conecte con una marca por mucho más que eso.

No es fácil conseguir una manera en la que tu público se identifique plenamente contigo, es por eso que construir una personalidad alineada a nuestros objetivos es una herramienta excepcional para lograr crecer. 

Sé que hemos mencionado en múltiples ocasiones que el mercado está saturado, pero es que esto es una realidad. No se puede tapar el sol con un dedo. Debemos aprovechar todos los recursos posibles para diferenciarnos y lograr ser únicos.

Sí, todos somos seres humanos individuales y con diferentes maneras de pensar. Somos distintos en muchas cosas, pero bastante parecidos en otras. Es aquí donde la personalidad de marca trasciende a un plano psicológico, ideado por el psicólogo suizo Carl Jung.

 

Arquetipos de personalidades en la definición de la personalidad de marca

 

Los patrones de conducta de las personas han sido estudiados a través de los años. El entendimiento de estos arquetipos nos permite dividir, de forma categórica, las personalidades universales a las que nos podemos dirigir.

 

  • El inocente es una persona sencilla, optimista, en búsqueda eterna de la felicidad simple. 

ARQUETIPO DE MARCA INOCENTE

 

 

  • El sabio es un pensador que concentra su tiempo en investigar, enseñar e informarse lo más posible. 

ARQUETIPO DE MARCA EL SABIO

 

  • El héroe es un ganador, un líder, una persona valiente lista para dejar su huella en el mundo. 

arquetipo de marca - heroe

  • El explorador es curioso, está enamorado de la aventura y está listo para correr riesgos.

 

 

  • El rebelde es disruptivo, libre, no obedece las reglas establecidas.

 

  • El mago, en cambio, es un visionario instintivo que busca transformar su entorno.

arquetipo de marca mago ejemplo

 

 

  • El amante es un romántico apasionado que evoca emociones y crea relaciones

arquetipo de marca amante

  • El bufón es gracioso, irreverente, muy poco preocupado y sin temores.

arquetipo de marca bufón

  • El protector es una persona segura, responsable, con vocación maternal.

arquetipo de marca el cuidador

 

  • El corriente es sencillo, realista, amante de la igualdad y del sentido común.

arquetipo de marca el hombre corriente

 

 

  • El gobernante suele ser autoritario, una persona en búsqueda constante de orden y de éxito.

arquetipo de marca gobernante

 

 

  • Y el creador es auténtico, creativo, innovador, amante de las nuevas ideas.

personalidad de marca creador

 

 

Quizás te sientas identificado con uno de estos arquetipos. Quizás no. El hecho es que emplear estos patrones de forma correcta nos permite generar contenido para orientar nuestro mensaje a la audiencia adecuada. 

Unos ejemplos muy conocidos son la marca de motocicletas Harley Davidson y la bebida energética Red Bull. El primero se dirige a un público rebelde, irreverente. El segundo a una audiencia “mágica” lista para la acción.

Las maneras de comunicarse de ambas marcas están sustentadas en la personalidad que ellas tienen. Es por eso que Harley Davidson impacta con tanta efectividad mientras que Red Bull constantemente promociona a deportistas extremos.

Otro ejemplo famoso es la marca LEGO. Dicha marca le habla directamente a la personalidad de un creador, pues su esencia permite que con sus productos se armen todo tipo de nuevas ideas.

 

Cómo crear la personalidad de tu marca

 

Para algunas personas, el concepto de personalidad de marca es algo cliché que deriva en lo ambiguo. No tenemos que ver a la personalidad de una marca como esto, todo lo contrario: debemos verla como una oportunidad destinada a crear fidelización.

Y no solo eso. También nos ayuda a atraer a nuevos clientes. Es, al mismo tiempo, un imán para atraer y una herramienta para retener a la audiencia a través de la efectividad. 

Conectar con una nueva marca no es algo sencillo. Día a día vivimos eso con las personas que nos rodean. Nuestra personalidad suele encontrar puntos de disonancia y consonancia cuando conocemos a una persona nueva.

Puede que nos caiga mal, puede que nos caiga bien. Esto va a depender de las similitudes y diferencias que encontremos entre dicho individuo y nosotros mismos.

Exactamente esto es lo que sucede con las marcas. Para aterrizar el concepto de nuestra marca, primero debemos entender cuál es su personalidad. 

 

Pero para crear esta personalidad es necesario considerar dos cosas muy importantes:

 

  1. ¿Cuál es nuestro propósito?
  2. ¿Nuestra personalidad tiene coherencia con la propuesta de valor?

 

Sí, cubrir las necesidades de una audiencia es necesario, pero la mejor forma de conectar con alguien es a través de la empatía. Si nuestra personalidad de marca no se alinea con nuestra propuesta de valor, esta empatía no va a existir.

Debe haber coherencia entre lo que dices y lo que haces.

 

Es fundamental saber comunicarse de forma exitosa

 

Imagina a la audiencia vegana. Suelen ser personas con ideales muy bien planteados: ambientalistas, amantes de los animales y de lo ecológico.

Ahora imagina a una supuesta empresa vegana que no aplique la filosofía del reciclaje en sus oficinas y que, socialmente, no tengan contribución alguna con el medio ambiente ni los animales. Dicha empresa no conecta su mensaje con sus acciones, pues únicamente está interesada en vender a un público bastante segmentado.

Entonces, ¿cómo es posible crear esa conexión si no existe coherencia alguna en su propuesta?

También es muy importante definir los canales adecuados para comunicarnos. Si nuestra marca se define a sí misma como energética, llena de vida y divertida, entonces lo mejor para nosotros será usar el formato de video de Youtube puede proporcionarnos.

En cambio si queremos dar una impresión mucho más seria, tendremos que analizar el resto de las opciones disponibles.

La base de toda estrategia de marketing es la audiencia, nuestro público, nuestros clientes. De hecho, puede suceder que en nuestra cabeza nuestra marca tenga una personalidad, pero en la realidad nuestra audiencia tiene una percepción completamente distinta.

Las personas se alinean con aquello que, de una forma u otra, cumple con ciertos trazos de personalidad que consideran atractivos.

El concepto detrás de nuestra marca nos va a ayudar mucho en nuestro camino al éxito, pero este concepto no sirve de nada si la personalidad trabajada no es la adecuada.

Esto es un proceso orgánico, donde la metodología sistemática pasa a un segundo plano.

Recuerda que, después de todo, lo que hace única a una persona es su personalidad.

 

Si quieres saber más sobre la personalidad de marca, puedes escuchar el capítulo 06 del podcast Marcapasos.

 

Si te gustó el artículo compártelo en tu red social favorita